En Posadas sacerdote habló sobre la droga en misiones y de los robos a la iglesia.

La parroquia Sagrada Familia de Posadas, fue blanco de otro hecho “vandálico” durante el fin de semana. “Es la tercera vez que ocurre estos supuestos intentos de robos”, la última ocurrió en 2016, según le contó a LT 4, el sacerdote Alberto Barros.

“Hay una denuncia en la Comisaría Cuarta, pidiendo que se investigue un posible intento de intimidación o amedrentamiento, es que siempre nos pasa esto después que tratamos el tema droga y esta problemática en la provincia”, relató el religioso.

El viernes pasado, el cura párroco brindó una entrevista donde hizo referencia a las declaraciones del gobernador Hugo Passalacqua durante el período de sesiones ordinarias en la Legislatura.

Allí mencionó el escueto informe que se brindó con respecto a las adicciones y consumo de estupefacientes, y al día siguiente, la tranquilidad del barrio Villa Molas, fue interrumpida cuando la feligresía se aprestaba a celebrar la misa en la iglesia ubicada sobre la avenida Roque Sáenz Peña y se percataron que forzaron la cerradura de la puerta principal e ingresaron a los salones y secretaría.

“Siempre es la misma historia: ingresan, desordenan, cambian de lugar las cosas pero no se llevan nada”, detalló el sacerdote.

Gentileza de Agencia Hoy.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.